viernes, 12 de abril de 2013

ODA AL MUSICO DESCONOCIDO

Hay gente que muere rápido y que, casi sin querer, deja una pequeña pero profunda muesca en su profesión. Este es el caso de Nick Drake. Músico británico nacido en 1948 y muerto 26 años después por una sobredosis de tranquilizantes mientras pasaba una temporadita en un hospital psiquiatrico. Aunque su obra ha sido reconocida por figuras como Paul Weller y que es obvia su influencia en la música indie actual, nunca vendió lo suficiente para ser una leyenda musical.

Su fragilidad y timidez se lo llevaron prematuramente pero también produjeron estas pequeñas maravillas...





Mi pequeño homenaje.


Ahora, ¡a disfrutar del finde!


EXTRA-BONUS:
Olvido Hormigos según el Fotochops ese...
















1 comentario:

Anónimo dijo...

le comía las cerezitas (complejo de edipo@)