lunes, 7 de noviembre de 2011

NO ME HE FUMADO UN PORRO

Estaba tumbado en la playa. En paralelo al cielo mirando varios aviones. Por un momento, relajado, tomé consciencia de que nuestro planeta es una gran esfera y que me encontraba mirando cara a cara al universo como un pequeño algoritmo aturdido por su belleza. Mientras tanto, mi vista se iba acostumbrando al degradado de azules y casi llegaba al negro de la Exosfera. Que poca cosa somos y cuanta guerra damos...

No hay comentarios: