lunes, 7 de marzo de 2011

¿VAMOS A CONTAR MENTIRAS?

Un punto de vista paralelo a la historia oficial sobre Bin Laden. Interesante.


El verdadero problema son los radicales islámicos que se aprovechan de la miseria y la falta de expectativas de los jóvenes musulmanes. No hay un Bin Laden. Hay muchos y viven muy tranquilamente.

No hay comentarios: