domingo, 27 de febrero de 2011

MALOS TIEMPOS PARA LA LIRICA

"Nada. Me conservo niño, vivo al día, amo el movimiento por moverme, el aire por respirarlo. Moriré por morir... Y todo abrá acabado.

     Simonini no intentaba consolarlo. Lo consideraba incurable."

Umberto Eco. El Cementerio de Praga.

No hay comentarios: