martes, 16 de noviembre de 2010

EL PRIMER 11-S FUE EL 28 DE JULIO DE 1945

Las Torres Gemelas no fueron los primeros rascacielos en sufrir el impacto de aviones en Nueva York. El Empire State Building tuvo ese desgraciado honor en Julio de 1945. Al contrario de lo sucedido el 11-S no se trató de un ataque externo (o eso dicen) sino que fue debido al accidente de un avión norteamericano. Su piloto había regresado hacía poco de la 2º Guerra mundial con el grado de Teniente Coronel. Se trataba de William F. Smith Jr., todo un veterano de Europa. Condecorado en tres ocasiones a sus 27 años hacía la ruta desde Boston hasta Nueva Jersey (Aeropuerto Newark). La aeronave era un bombardero bimotor B-25 Mitchell. Este modelo se había relegado a vuelos cortos por el espacio aéreo de los USA. El Sábado 28 de Julio de 1945, NY estaba cubierta por una espesa niebla que propició el violento choque a 225 km/s entre las plantas 79 y 80 del rascacielos. Murieron unas 14 personas. El avión entró en el edificio por la calle 31. Parte de los motores acabaron volando por la ciudad (calle 33) y el resto incendió la planta 79. El fuego se sofocó en tan solo 40 minutos. Fue cuestión de suerte que el teniente coronel no chocara primero con el Edificio Chrysler al encontrarse de repente en medio de Manhattan. Aunque no todo fue negativo ese día... A partir de este suceso se logró un nuevo record mundial aún no batido: Betty Lou Oliver, operador de ascensor, sufrió la embestida del fuselaje del B-25 contra su puesto de trabajo. El ascensor cayó 75 pisos y milagrosamente consiguió sobrevivir gracias a un sistema de amortiguación situado en la base del hueco del elevador.


No te acostarás sin mirar debajo de la cama y aprender algo más. ¿O ya lo sabías, Bin Laden?. Lo que no pase en NY...

No hay comentarios: