jueves, 28 de enero de 2010

YEAAAAAAAH, ESTO NO PASA DE MODA

Regalé mis botas camperas a un colega. Ya no existe el bar donde oía esta puñetera música, allá en la vieja ronda de mi ciudad. Ya no tengo 20 años (ni ganas)...Pero me sigue gustando el Rockabilly. Hasta la muerte con el tupé (entradas) y la birra.








No hay comentarios: